UN EJERCICIO DE EMPATÍA: España 2026, elecciones presidenciales

empatia3EMPATÍA: f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro. (DRAE, versión digital).

 

 

España 2026. Se ha iniciado la campaña electoral para la elección de Presidente de la III  República Federal Española. Se presenta a la reelección el líder del partido mayoritario en la Cámara Legislativa (nombre que sustituyó al de Cortes en la Constitución Federal de 2020), Podemos, Francisco Caballero, conocido en la prensa monárquica (ABC y El País de la Razón, nuevo nombre del rotativo que unía ambas cabeceras tras la fusión de Prisa y Planeta), como Largo Caballero, no sólo por sus ideas sino por su estatura, 1,95. De hecho llegó a formar parte de la plantilla de aquel mítico Estudiantes de 2021 que ganó la Euroleague.

Francisco Largo Caballero sucedió al fundador de Podemos, Pablo Iglesias, tras la muerte de éste en un accidente por atropello nunca suficientemente aclarado en 2015.  Se produjo después del triunfo por mayoría absoluta en las elecciones de ese año y la debacle de PP y PSOE, que únicamente consiguieron buenos resultados en Castilla La Mancha y Andalucía, respectivamente, gracias a la labor, un tanto oscura parece ser, de las baronesas Cospedal y Díaz.

Todos conocemos la historia posterior, pues ha pasado a los anales de la historia de la III República por uno de sus cronistas más preclaros, José A. Pérez, pero recordemos sus más importantes hitos para desmemoriados lectores.

Tras la muerte de Pablo Iglesias, una Gran Coalición entre PP y PSOE en 2017, que provocó las iras de Rosa Díez, por exclusión, tildándola de antiespañola y proetarra, gobernó España. Pero inmediatamente se produjo la quiebra del Erario Público. A su rescate acudió el Banco de Santander, que a su vez había engordado sus arcas con los rescates previos del Estado español. A partir de 2018, la popularidad de la monarquía volvió a caer a los mínimos del reinado del padre de Felipe VI el Preparado. Nuevos escándalos de cacerías (incluso del diezmado lince ibérico) y la crisis matrimonial provocada por la separación de la reina Leticia condujeron a la pérdida definitiva del prestigio de la dinastía borbónica. En 2020, desde Xàtiva, enarbolando el cuadro de su antepasado Felipe V, naturalmente conducido bocabajo, salió hacia Madrid una Marea Morada que llegó a concitar más de un  millón de personas (El País de la Razón dijo que eran 150 personas, tras un ejercicio de Photoshop utilizando la herramienta de Recortar). A la llegada a la capital de España, el gobierno de la Gran Coalición había huido a Orihuela del Tremedal, al chalet de veraneo de Jiménez Losantos, único periodista monárquico que no se había exiliado aún. Mientras tanto, la familia real, o lo que quedaba de ella que no eran más el depuesto rey Felipe VI y su sobrino Froilán, que no se sabía si se había mantenido junto a su tío para defenderlo arma en ristre (un famoso pincho moruno con el que un día tuvo una pelea con su primo) o para hacer unas fotos del evento y subirlas a Instagram, como el día de su coronación, se había refugiado en la Iglesia de los Jerónimos, donde su cura párroco les mantuvo hasta su salida definitiva hacia el exilio en Suiza.

Ese mismo año se celebró un referéndum sobre la forma de estado y la República ganó con un 99,2% de los votos válidos emitidos. Se decidió que la República fuera federal para solucionar las pretensiones de autogobierno de Cataluña, cuyo referéndum de 2014 resultó de difícil interpretación al responder mayoritariamente el pueblo catalán que no deseaban ser un Estado, pero sí independientes. También se establecía que la III República Federal Española sería presidencialista, para evitar problemas de cohabitación como en Francia, y que el Presidente de la República lo fuera también del gobierno. Su mandato sería ejercido durante 6 años con una única prórroga posible. Estos datos llevaron a la oposición monárquica a tildar la Constitución de 2020 como bolivariana, por sus semejanzas con la de la Venezuela de Chávez. De hecho, El País de La Razón llegó a publicar en su edición digital una foto del despacho del primer presidente, Francisco Largo Caballero, en la que aparecía un retrato de Hugo Chávez. Unas horas más tarde la fotografía desapareció al descubrir los internautas, y propagarse por las redes sociales, nuevo órgano de expresión del Gobierno, que la foto era del despacho del presidente de Venezuela Nicolás Maduro.

La campaña electoral para la reelección del presidente Largo Caballero ha sido diseñada por un gabinete compuesto por las más preclaras mentes de los medios afines: la Revista Mongolia, la revista online Orgullo y Satisfacción, la radio online Carne Cruda y la TV online Españistán . El diseño consiste en un ejercicio de empatía basado en las frases que durante la segunda parte de la década de 2010 se dijeron sobre Podemos y su líder Pablo Iglesias. Qué mejor que ver el mundo desde la otra parte. Así, ante la posibilidad de que la candidata monárquica, Esperanza Aguirre, la única que tenía huevos, según ella misma y su asesor Pérez Reverte, que se mantenía exiliado anclado en su yate a 31 millas frente al cabo Trafalgar (en claro homenaje a Galdós), recuperaran el poder se dispusieron a llenar la red de eslóganes del siguiente tenor:

“Sería una catástrofe que prendieran alternativas felipistas”, en alusión a aquella frase del antiguo presidente del gobierno que mantuvo a España en la OTAN, retractándose de su OTAN de ENTRADO NO, que patrocinó los GAL y que sufrió escándalos como los de FILESA, Roldán, Mariano Rubio, el hermano de Guerra y un sinfín más que ocupan varias páginas en la Wikipedia.

“La ley les importa poco. Son los que un día asaltan el Congreso”, ilustrada con una imagen de varios diputados haciéndose viejos en su escaño del Congreso, cobrando dietas por desplazamiento a pesar de tener vivienda en Madrid o desayunando en el Ritz como el diputado Durán i Lleida, ahora retirado en el monasterio de San Martín del Canigó tras su ruptura con Artur Mas, presidente de la República Federativa Catalana.

Un millón de personas ha votado a un partido que tiene como modelo a la Italia de Berlusconi o al lepenismo de Francia”, ya que, efectivamente, en las últimas elecciones legislativas el único partido monárquico, el Partido Popular Socialista Obrero Español (PPSOE), había logrado esa cifra y su ideología se encontraba entre el capitalismo salvaje del líder italiano y el populismo xenófobo de Marine Le Pen, elegida presidenta de la República francesa en 2019.

“Hay medidas del PPSOE que nos llevarían al rescatito“, en clara alusión a las palabras que en su día dijera Susana Díaz, última presidenta de Andalucía antes de la división de dicha autonomía en la República Federativa Andaluza, con capital en Sevilla, y la República Federativa Nazarí, con capital en Graná, nuevo nombre de la antigua Granada.

No puedo compartir programas imposibles. El pago de la deuda llevaría a la sociedad española a una depresión económica aún mayor que la del crack del 2007″, con la cual se hacía evocación a aquella frase pronunciada por Pedro Sánchez, último líder del PSOE, antes de la unión con el PP, unos días después de su victoria en las elecciones a la Secretaría General del partido y meses antes de su proclamación como candidato a las elecciones de 2015, con el 99,9% de los votos en las primarias (aunque un recuento posterior otorgó el 100,1% al darse validez a que la vieja guardia de Suresnes pudiera votar dos veces, una como socialistas y otra como españoles).

“Practican un populismo marhuendiano de telepredicador“, en referencia a las propuestas que Paco Marhuenda, director honorífico de El País de La Razón, presentaba cada noche en los debates de La Séptima, cadena dirigida por El Gran Wyoming, tras su expulsión de La Sexta por criticar a José Manuel Lara, presidente de Atresmedia.

“Yo no quiero que mi país se parezca a la Comunidad Valenciana de Rita Barberá”, en alusión a la frase que la alcaldesa perpetua de Valencia, hasta su huida a Mónaco con Paco Camps, donde presiden cada año el Gran Premio de Fórmula 1 por decisión del Príncipe Alberto que desea así limpiar sus culpas de que Madrid no fuera sede olímpica, tras la irrupción de Podemos en el panorama político español en 2014. Recuerdan en la campaña sus diseñadores como el PP de la Comunidad Valenciana llegó a tener más de la mitad de sus diputados autonómicos imputados por corrupción, a docenas de alcaldes procesados, una deuda del tamaño del Peñagolosa y una Educación y una Sanidad absolutamente dejadas de la mano de la Generalitat. Ese era el tipo de país al que no se debía volver. Ahora la entonces llamada Comunidad Valenciana, la actual República Federativa del País Valencià, presidida por Mónica Oltra se encuentra entre la repúblicas más prósperas de la III República Federal Española. Y su cadena de TV pública, El Nou Nou, al nivel de la BBC en prestigio y aceptación popular.

No conocemos el resultado de las próximas elecciones presidenciales, pero parece que el mensaje de los asesores de Francisco Largo Caballero está calando hondo, pues en la red se ha convertido en viral el remedo de una frase que un día dijo el exalcalde de Valladolid “si PPSOE entra, de nuevo, habría que salir corriendo”. Ya se están haciendo incluso camisetas, tazas de té, fulares tipo palestino y bolsas en bandolera con la efigie de Esperanza Aguirre entrando en el nuevo palacio presidencial, el Pabellón de Servicios Generales del Centro Cultural del Matadero de Madrid, tras aparcar el coche en doble fila, junto a un coche estacionado en una plaza de minusválidos, con el propietario dentro.

 

P.D. Este modesto ejercicio de Política Ficción debe su inspiración a un tronchante artículo de José A. Pérez en eldiario.es y a la tremenda capacidad de disparate de los políticos españoles. Bueno, una plácida noche estival en el balcón de mi casa también ha ayudado.

 

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s