CELEBRITIES, HOY: Los “incombustibles” Rosa Díez y Durán i Lleida

durandiez_jgarcia--644x362Debo la idea de dar continuad a la serie de CELEBRITIES a mi asiduo lector y comentarista Josep Bernabeu. Como dirían los taurinos (perdón), ¡va por ti, maestro!
 
 
 
 
 
 

Hoy, tras unos días de descanso cántabro y casi total aislamiento informativo –interrumpido por las noticias de la catástrofe ferroviaria gallega–, he abierto el yahoo para repasar el correo y, como siempre, sus flashes de noticias me ponen relativamente al día. Junto a las crónicas del tren siniestrado, alguna noticia curiosa de papel couché y el dichoso Bárcenas, me encuentro con este titular: Rosa Díez: «Hay millones de españoles que son de UPyD y no lo saben». Y se me escapa, con perdón, un “hostias, a ver si soy uno de ellos”. Analizo la noticia para ver su fecha, no vaya a ser que durante este viaje reparador al solaz del fresco norteño se produjera uno de esos saltos en el tiempo que ocurrían en las novelas de ciencia ficción y hayan transcurrido años y no semanas, pues en las últimas encuestas no parecía observarse nada que corrobore la noticia. Pero no. La frase es del pasado fin de semana, así que descartamos el salto temporal.

Podemos estar, por tanto, ante un caso de posesión. Hemos sido, millones de nosotros, abducidos por la ideología magenta (o rosa, que es sinónimo, ¿lo pilláis?) y no nos hemos enterado aún. ¿A ver si soy uno de ellos y no lo sé todavía? Reconozco que he manifestado síntomas extraños el último curso que podrían llevarme a sospechar de mi ignota abducción. Creo que me he abstenido en las votaciones del Claustro más de lo debido. No tanto como otros compañeros, según mis noticias, en otras reuniones de éste y el pasado año. No, si va a ser verdad que hay muchos que son de UPyD y no lo saben. Dicen que un síntoma es abstenerse siempre en todas las votaciones si es posible. Y si no queda más remedio, votar dos veces, a favor y en contra. Creo que algunos de mis compañeros también lo han hecho.

Por cierto, mientras me documento para escribir el anterior párrafo encuentro un artículo científico que me llama la atención (“El magenta: el color que no es un color”). ¡Qué bien le viene a la frase de Rosa Díez! ¡Hasta el magenta es un color y no lo sabe!

No puedo resistir esta desazón. Leo en eldiario.es un artículo titulado “¿Es usted de UPyD?” y me dispongo a su lectura para salir de dudas. He intentado buscar en Google un método para hacerme un análisis sanguíneo o de Rh (al estilo Arzálluz), pero no existen. Lo único que encuentro es ese artículo a modo de test. Antes de leerlo estoy tan nervioso, por el resultado, como cuando mi mujer se hacía el predictor tras algún retraso menstrual. ¿Y si me sale positivo? Pues habrá que quererse así, como a ese niño/a no deseado. Porque abortar no creo que sea posible en este caso. Dudo que la recortada ley Gallardón admita este supuesto. Y tampoco estoy seguro que Rosa lo aceptara, pues no se sabe muy bien cuál es su opinión a este respecto: “Bueno sí, pero no, quizá, en todo caso, si…”

Vamos a ello. Hagámonos el test. Dice la autora (María Eugenia R. Palop) que sobre la ley Wert no debo firmar un pacto anti-ella pues ahora no se puede aplicar dicho pacto.  Vale, negativo, he firmado varios manifiestos, he ido a concentraciones y he hecho alguna que otra huelga.

Segundo. Debo pensar que el copago sanitario no es mala idea, aunque no tiene porqué ser buena. Vaya, pues yo creo que es mala idea, pues pagar dos veces por lo mismo parece abusivo. Ya me detraen parte de mi sueldo para la Seguridad Social. Concatenada con ésta aparece otra opción del test: no debo estar en contra de los beneficios fiscales de la Iglesia Católica, como votaron en su día. La razón, en su momento leí, era que no afectaba la ley a todas las confesiones religiosas, pero ¿cuántas tienen esos beneficios? Que yo sepa sólo la católica. Claro, ahora lo entiendo, es que yo creo en un Estado laico, pero de los de verdad, no esos que organizan funerales de Estado sólo en catedrales católicas, bajo presidencia obispal.

Sigamos. La violencia de género. Ahí la cosa se complica, pues soy varón, pero creo que la mujer está siempre en desventaja por razones culturales, sociales e históricas. Pero parece que debo creer que la igualdad debe ser absoluta. Hombre, no llegan a legislar que hará falta ingreso en hospital para considerar el caso como violencia de género, pero eso de que la mayoría de las denuncias son falsas fue un puntazo. Y me exasperó, así que otro punto negativo. Y siguiendo con el twitero Cantó, ¿y los toros? Lo reconozco, soy un antitaurino convencido. Estoy en la lista negra de Albert Boadella. Y que conste que también prohibiría el bou embolat y cualquier otra manifestación festiva en la que se utilicen animales, mal que les pese a mis amigos castelluts, que tienen cerca su fiesta de La Vaca.

Y llegamos al final. Me tengo que abstener, no podía ser menos, en la condena del franquismo. Otra vez ni subvención ni prohibición, como en los toros. Si se busca una fecha para la condena de dicha dictadura o se abre una comisión para la investigación de sus crímenes, debo pensar que ya es historia, es agua pasada. Ahora, si la investigación es sobre los crímenes de ETA, no debe haber tregua, y se debe patrocinar la criminalización del negacionismo sobre ellos. Debe ser que todos los muertos no son iguales, en este caso. Pues vaya, otro fracaso. Creo que deberíamos copiar, en esta ocasión al menos, a Alemania que en su Constitución penaliza la exhibición de simbología hitleriana y ha borrado toda referencia a sus adláteres. No como aquí, donde aún pueblan calles y plazas referencias a personajes tan ilustres como Millán Astray o el general Mola. Por no hablar de esas placas y grabados que decoran algunas iglesias y catedrales que rezan (sic) “Caídos por Dios y por España”.

Y nos queda lo de la pareja de baile. Parece ser, lo dice yahoo, que, en las mismas declaraciones, espetaba que lo importante no era el compañero de baile si no la música que se toque. O sea, que da igual pactar con uno que con otro. Pues yo sí que elegía mis parejas de baile y no me daba igual. Bien, lo confieso, yo nunca fui muy bailón y sólo me ocurrió una o dos veces, con rotundo fracaso. Debió ser por ello que prefería la tertulia, vaso en mano, al disfrute y goce del movimiento corporal. Y menos si no podía elegir.

Al leer el artículo ya citado, veo como se ilustra con esta foto.

Rosa-Monago-chulito-explique-IRPF_EDIIMA20130613_0766_5

Y me digo, ¿Rosa podría aliarse (bailar) con el nacionalista (aunque sea en su versión light) de Durán i Lleida? Yo creo que sí. Les unen más cosas de las que parece. Al fin y al cabo no es Durán i Lleida un catalán-catalán (nació en la provincia de Huesca) y siempre se podría utilizar como alcahueta para llegar a bailar con el guapo de la fiesta (léase Artur Mas). Al fin y al cabo con Durán i Lleida también le une cierta afinidad “ideológica”. Sobre la independencia de Cataluña ya conocemos la postura de Durán: sí bueno, depende, en todo caso, si… Recordemos como en octubre del 2012, remató su intervención ante el «Consell Nacional de CiU» con la frase de Manuel Carrasco i Formiguera: «Amunt, avant, visca Catalunya lliure!», pero al día siguiente se retractó y dijo que él no era nacionalista. Yo creo que Durán i Lleida también debería hacerse el test, a ver si también es de UPyD y no se ha enterado.

Además, tanto Rosa como “el” Josep tienen una trayectoria política semejante. Podríamos enmarcarlos en ese tipo de político que hemos denominado en el título de este post (¡veis como ahora sí tiene sentido!) INCOMBUSTIBLES. Durán i Lleida se dedica profesionalmente a la política desde 1979 en que fue nombrado Teniente de Alcalde del primer ayuntamiento democrático de Lleida, habiendo pasado por todos los vericuetos de ella: conseller, diputado regional, diputado nacional, diputado del Parlamento Europeo. Por su parte, Rosa Díez comenzó en política en 1979 (¡ya decía yo que había similitudes y no me creíais!) en la administración foral vasca pasando, igualmente, por el parlamento regional, su gobierno (aliada con los nacionalistas –estos sí de pata negra del PNV–), el parlamento español y, cómo no, por el Parlamento Europeo. En resumen, desde 1979, a ambos no se les conoce otra actividad que la POLÍTICA.

Y, al parecer también les une su amor por el glamour. A Rosa le encantan la buena ropa, acompañada con bolsos Louis Vuitton, mientras de Durán i Lleida ya conocemos su amor por los desayunos y estancia en el Ritz. Que, por cierto, digo yo, sólo por preguntar, ¿quién paga si no se les conoce otro oficio que el de POLÍTICO/A?

Que conste que en este CELEBRITIES sobre INCOMBUSTIBLES, también podía estar algún socialista, pero no ha sido incluido (Rubalcalba sin ir más lejos) no por afinidad ideológica si no porque he leído que los artículos sobre el PSOE tienen poco tirón y si no leed aquí las razones: “Este artículo sobre el PSOE no lo va a leer (casi) nadie”.

Y para finalizar mi CELEBRITIES  de hoy, qué mejor que ver otro sketch de mis queridos “Muchachada Nui”, esta vez dedicado a otra amante de los bolsos, dama incorruptible también y simpática donde las haya: Margaret Thatcher.

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a CELEBRITIES, HOY: Los “incombustibles” Rosa Díez y Durán i Lleida

  1. Raúl Alós dijo:

    Creo que varios de los comentarios que realiza sobre la ambigüedad de UPyD son desacertados, no por ser opiniones, sino por contener una lectura sesgada de los hechos. Por ejemplo, cuando nombra el asunto de los toros. Vaya por delante que no soy la voz de los supertacañones, ni de UPyD, ni de nadie que más que la mía propia, pero si no me equivoco, desde UPyD se defiende una postura de libertad, no de ambigüedad. Si alguien quiere ir a las corridas, pues que vaya. Yo no iré. Pero si alguien no quiere ir, pues que no vaya, sabiendo además que no se va a costear con el dinero público. Es decir, no se impone la fiesta, pero tampoco se subvenciona.

    En cuanto a la violencia de genero, Toni Cantó cometió el grave error de dar por buenos unos datos sin contrastarlos. Desde su posición de Diputado, este error es más reprobable aún si cabe. Pero descubierto el error se disculpa. De acuerdo, el daño puede estar hecho, pero ¿No sería esto poner el énfasis en el detalle dejando el todo de lado? El fondo de la argumentación de Canto es más que defendible, se equivoca en el lugar y en la forma. Lo cual no le convierte ni a él, y lo que es más importante, ni a los miembros y simpatizantes de UPyD (tal y como parece reflejar su artículo) en misóginos violentos. Una vez más, la igualdad debe ser para todos, y si bien es cierto que la discriminación positiva ayuda a paliar determinadas situaciones, la discriminación negativa (legislar contra los hombres) es un grave error, que va en la dirección equivocada para conseguir la equiparación social de ambos sexos.

    Respecto a que UPyD está a favor de los beneficios fiscales de la iglesia católica, también veo en su comentario cierto error, ya que evidentemente es esta confesión la que más ventajas posee, gracias a los concordatos con la Santa Sede, derivados de nuestra historia y cultura (y la recién extinta dictadura en las fechas de firma). No se preocupe, tampoco me encontrará a mi defendiendo dichas prebendas. Si bien es cierto, que el resto de confesiones también poseen determinadas ventajas por el hecho de ser confesiones religiosas. Y es en este punto donde UPyD se posiciona, pidiendo en sus enmiendas que se incluya al resto de las confesiones. Le dejo un enlace por si le puede ser de interés. http://sergioacedo.com/upyd-esta-en-contra-de-que-la-iglesia-pague-el-ibi/

    En referencia a pactar con nacionalistas, dudo mucho que éstos sean el demonio con plumas. Simplemente defienden una posición política distinta, pero con plena cabida en nuestro marco jurídico. Negarse a pactar con quien está dentro de las normas, no me parece, a priori, demasiado coherente, en el juego de la democracia. Otra cosa muy distinta es que se haga o no.

    Y ya para terminar, opino lo mismo que usted, en lo de INCOMBUSTIBLES. Tal vez sea este el talón de Aquiles de Rosa Diez, bajo mi punto de vista. Lleva muchos años en la política, viviendo de ella, pero alguien tenia que iniciar el cambio ¿No? Y por otro lado, tal y como se establece en los estatutos de UPyD, ninguna persona podrá estar más de dos legislaturas en el cargo. Ella cumple dos legislaturas al final de la presente. Ahí tendremos un buen momento para comprobar la credibilidad de Rosa respecto de la cuestión.

    PD. Enhorabuena por el blog, me gusta mucho su estilo. Un saludo.

    • En primer lugar, gracias por el halago final. No suelo responder a los comentarios que se realizan en mi blog ya que no me gusta convertir éstos en debates estériles sobre quien lleva más razón. Como dice la cita que acompaña al mío, sólo pretendo expresar mis opiniones sobre aquello que veo. Pero, naturalmente, con la posibilidad de que sobre ellas se me comente.
      Sólo dos apostillas. Yo nunca he pretendido decir ni sugerir que los votantes o simpatizantes de UPyD sean “misóginos violentos”. Pero si así lo parece, queda dicho que no era mi intención. Sobre la Dictadura de Franco, catalogarla de “recién extinta” me parece algo extraño, cuando hace más de 35 años que desapareció, casi tantos como tuvo de existencia. Por ello, creo que ya es hora de poder llamar a las cosas por su nombre, aunque cuesten un puñado de votos. Y no me refiero, en este caso sólo a UPyD, sino a esa derecha liberal (PP) que tanto tendría que aprender de la alemana para mejorar su credibilidad democrática.
      Por último, no conocía que los estatutos de UPyD limitaran a dos mandatos los cargos. Creo que a final de año hay un congreso nacional de UPyD. Será buena ocasión para que Rosa Díez dé una lección y deje paso a la juventud y la renovación.
      Un cordial saludo y hasta el próximo que será bien recibido.

      • Raúl Alós dijo:

        Solo un matiz, cuando decía “recién extinta” me refería a la fecha de la firma de los concordatos con la Santa Sede, que se firmaron en 1978 y 1979. En aquel momento si era recién extinta la dictadura. Y si, lo de llamar a las cosas por su nombre es muy saludable. Otra cosa será, qué nombre le damos. Pero para eso está la palabra, para entenderse. Un saludo.

  2. Ya te decía yo que esto de las Celebrities daba de sí!!! Saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s