LOMCE: Competitividad frente a diversidad.

enseñanza-franquista-jose-ignacio-wert-wertFinalmente el proyecto de la LOMCE ha sido aprobado por el gobierno. Finalmente lo poco que quedaba de la educación pensada como atención a alumnos diversos ha quedado listo para su entierro. La maquinaria parlamentaria, léase mayoría absoluta, hará el resto en los próximos meses.

Ahora supongo que el caballero Pérez Reverte gritará “¡albricias!, por fin muere la LOGSE”. Ahora ya nadie podrá echarle la culpa a la maldita LOGSE de nuestros malos resultados en el PISA, de que la gente no sepa dónde está Canarias, de que perdamos el tiempo en el wassap. Ahora seremos competitivos, seremos cultos y leeremos las obras completas de Galdós, para gozo de la Real Academia de la Lengua (Española, por supuesto, ¡faltaría menos!).

Se le llena la boca al Anteproyecto de LOMCE hablando de competitividad. La primera frase es absolutamente terrible: “La educación es el motor que promueve la competitividad de la economía y el nivel de prosperidad de un país. El nivel educativo de un país determina su capacidad de competir con éxito en la arena internacional y de afrontar los desafíos que se planteen en el futuro”. Es decir, a partir de la aprobación de la ley me tendré que dedicar a crear alumnos competitivos, no a formar alumnos.

No voy a entrar aquí en los aspectos técnicos de la ley. No creo que a los gestores de la LOMCE les importe mucho que, verdaderamente, la Formación Profesional Básica no llegue a implantarse nunca de forma efectiva, pues es excesivamente cara. Se acabará parcheando y los alumnos de quince años no tendrán alternativa, seguirán en su centro y no aprobarán el examen (reválida) final y no obtendrán el Graduado. Solo voy a comentar algunos aspectos, los más polémicos para que el público en general piense un instante (mientras “guasapea” si quiere) a dónde nos llevan y quién nos lleva.

No creo que haga falta ser muy inteligente ni suspicaz para reconocer la mano “negra” (por la sotana) de la Conferencia Episcopal y la “espada rojigualda” de la FAES (centro de estudios del PP, presidida por José Mª Aznar). Realmente lo que deseaba este partido desde que logró la mayoría absoluta es alimentar a las masas mediáticas (COPE, Intereconomía, La Gaceta, La Razón…). Si tus objetivos los adornas con palabras como competitividad, éxito, plurilingüismo… tienes el auditorio ganado. A ver quién es el guapo que contradice estas bellas ideas. Pero, no es cierto, no desean la competitividad. Desean segregación: sus colegios privados concertados pagados por todos, con el sistema educativo que le salga al señor obispo de debajo de su casulla. Si quiere separar por sexos a sus alumnos lo hará y pagaremos todos los españoles el capricho del señor obispo. En el fondo no está mal pensado así podrá enviar a sus curas pederastas divididos entre los que aman a las niñas y los que aman a los niños.

Y naturalmente, religión evaluable. Qué mejor para lograr alumnos competitivos que enseñarles religión como Dios manda. Y que valga igual que la nota de Matemáticas. ¡Eso sí que logrará aumentar nuestro ranking en Europa! ¡Y en el mundo!

No se atreven. Aún no se atreven, verdaderamente, a hacer lo que, en el fondo de sus corazones, les pide el cuerpo. Volver a poner en las escuelas e institutos el crucifijo. Les sugiero que den ese paso al frente, pero que lo escolten con sus compañeros en el Gólgota como en la escuela franquista franquista (Franco y José Antonio Primo de Rivera).

5203438933_326c80a331_z

Por ello, era necesario eliminar la asignatura de Educación para la Ciudadanía. ¡Qué era eso de hablar de los homosexuales, las autonomías, la igualdad de sexos y la libertad de conciencia! Sólo ellos, los “hombres de negro” tienen derecho a decidir por nuestra sexualidad, nuestras conciencias y nuestros derechos. En todo caso, Gallardón puede echar una mano.

El segundo objetivo es españolizar España. Acabar con su diversidad cultural, lingüística, histórica y política. ¡Una, Grande y Libre! Otra vez. Como antes de la “maldita” LOGSE. Si un español en Cataluña o el País Valenciano (perdón, se me ha escapado)  pide ser educado en castellano se marchará a un colegio privado y lo pagará el estado (autonómico, por supuesto). Ahora lo entiendo. Parecían tontos estos meapilas: ahora ya saben cómo llenar sus colegios privados de niños bien y que paguemos todos: “nene, tu aprendes en castellano, a los Maristas, que ya pagarán los currillos estos que contribuyen con el IRPF religiosamente; al fin y al cabo nosotros, como tenemos asesores fiscales, nunca hemos pagado un euro”.

Ahora sí que están contentos los miembros de Ciutadans (el partido). Entre esto y la medalla que le han dado esta semana a la División Azul falangista se han ganado un lugar en el panteón de Caídos por España el día de su fallecimiento. A la derecha de Dios padre, como debe ser.

Pero, digo yo. ¿Y si un niño alicantino, de la capital, pide ser educado en catalán (valenciano quería decir, perdón de nuevo, es que se me escapa)? ¿Debe el estado pagarle un colegio con línea de inmersión lingüística en catalán (lo siento, no puedo evitarlo)? ¿No dijo el rey en su discurso de Navidad que la ley es igual para todos? ¡Ah, que se refería a otras leyes! Ya me imaginaba, pero era sólo por preguntar.

Y los directores serán profesionales. Nada de elegidos por Consejos Escolares llenos de rojos, perroflautas y gente de mal vivir. Que lo haga la administración y que sea de por vida. Ahora ya no tendrán que temblar mis “compañeros” directores de Institutos y Colegios que llevan más de veinte años aferrados al cargo cuando cada cuatrienio tienen que renovar el cargo. No temáis, no tendréis que volver a dar clase, ya lo hacemos nosotros por vosotros.

Pues mirad amigos lectores, a mí me pilla un poco mayor para hacerle caso al señor ministro en determinadas cosas. Podrá obligarme a que pague la educación en castellano de los miembros de Ciutadans, de UPyD y tantos otros nuevos defensores de la patria, podrá obligarme a tragarme al director que quiera, podrá obligarme a compartir mi nota con la de religión, pero no logrará que cambie mi forma de ver a mis alumnos.

No los miraré como máquinas que hay que programar. Y sé que conmigo estáis muchos. Yo seguiré creyendo en la diversidad de mis alumnos, seguiré hablándoles de sus problemas, seguiré animándoles a ser algo más felices. Y si para ello tengo que contarles que tienen derecho a su propia sexualidad (sea la que sea), a su propia forma de entender el mundo lo haré. Probablemente muchos de ellos no lograrán nunca atravesar la línea de la competitividad. Tengo sus caras ahora presentes mientras escribo y sé que al ministro no les importa que pasen la reválida del Graduado, sólo los quiere como mano de obra barata. La reforma no se hace para ellos, se hace para que las élites sean más élites, no se junten con el populacho. Clases de listos (ellos) y de tontos, la mayoría, votantes insumisos para mantenerles.

Dedicatoria: A mi director, Juan Antonio Olmedo, que ha logrado infundir ánimo y valor en quienes hemos intentado seguir trabajando por una educación en la DIVERSIDAD. Dónde te lleve tu camino, desde pronto, sigue en la lucha. Necesitamos todas las fuerzas posibles en esta difícil batalla.

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a LOMCE: Competitividad frente a diversidad.

  1. Juan Antonio dijo:

    Yo solo soy el brote de una semilla que plantásteis otros y que, de momento, sigue creciendo gracias al ejemplo que me seguís brindando. Gràcies!

  2. Rafael García Jover dijo:

    Muy buen artículo. Felicidades al autor y al director del centro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s