EL FIN DEL MUNDO NO SERÁ MAÑANA: Fue hace tiempo ya.

CR_758730_fin_del_mundoDespués de varios análisis del calendario maya, los expertos han determinado que mañana es el fin del mundo. Concretamente a las 11.12 (UTC), es decir a las 12.12 (curioso) hora de España. ¡Ya es coincidencia! A esa hora estaré dando las notas a mis alumnos. ¡Para algunos sí que será el fin del mundo! En ese mundo adolescente, donde el mañana son los próximos diez minutos, un simple suspenso (incluso para algunos/as un notable) puede ser el fin del mundo.

Pero mis alumnos/as no saben, ustedes no saben, que el fin del mundo, no será mañana (21/12/12). El fin del mundo ya fue. Hace años que ocurrió. ¿Y qué somos nosotros? Si habéis visto la película “Los otros” de Alejandro Amenábar, ya tenéis la respuesta. La idea no es mía. Se la escuché a Javier Gallego (Carne Cruda) una de aquellas estupendas mediodías, amenizadas por un verbo acerado y una música envolvente. Hace ya tiempo de aquello, cuando el mundo aún existía.

Cuando el mundo aún existía, EL PAIS era un periódico que compraban las élites intelectuales de este país. Salías cada domingo y comprabas el periódico subtitulado “Diario independiente de la mañana” y no “el periódico global en español” y lo doblabas para que quedaran bien visibles sus grandes y negros tipos de imprenta con el nombre. Incluso al principio tenías que levantarte temprano para hacer cola en la única papelería donde se vendía en mi pueblo pues llegaban pocos ejemplares. El dueño creía que era prensa subversiva y con el ABC teníamos bastante.

Cuando el mundo aún existía, el fútbol era los domingos. Bueno, y el Madrid (Real, claro) los miércoles en la Copa de Europa (que así se llamaba la Champions, cuando el mundo existía). Ahora hay fútbol todos los días y hasta el Málaga juega la Champios, aunque no haya sido “champion” de nada. Televisado, sólo había un partido. Los domingos, naturalmente, a primera hora de la tarde. La Copa de Europa los miércoles en la Radio.

Cuando el mundo existía, la Familia Real española era adorable. Su Majestad Campechano I se solazaba en Mallorca los veranos junto a su modélica familia: amantísima esposa con permanente años 60, su sucesor rubio monísimo y las infantas vestidas de colegio pijo. Llegaba la Nochebuena y mi abuela y mi tía Bony nos obligaban a escuchar su mensaje navideño. No se cenaba hasta que acababa aquellas tiernas palabras que el ABC reproducía al día siguiente en primera página.

Cuando el mundo existía, de los únicos recortes que habíamos oído hablar eran de los que nuestras hermanas hacían con aquellas muñecas de papel a las que se les podían cambiar los vestidos, también recortados. Como mucho, recortábamos algún viejo papel para hacer un muñeco para colgar en la espalda del más pringao de la clase. Era una broma graciosa, estos recortes del mundo de “los otros” no tienen ni pizca de gracia, aunque también afectan a los “pringaos”, que ahora somos miles, millones de usuarios de servicios públicos como la sanidad, la educación y la justicia.

Cuando el mundo existía, creíamos en la democracia como sistema perfecto de gobierno. Habíamos esperado mucho tiempo para verla venir. Votábamos como quien piensa que la urna le concede una parte del poder: soberanía popular le llamaban. Ahora que el mundo ya no existe votamos, si lo hacemos, con una pinza en la nariz. Para no oler a podredumbre por no decir otra palabra. Al fin y al cabo esto es un blog políticamente correcto y no un debate en Intereconomía. Cuando conoces los resultados electorales, sabes que te han engañado. Que no eres más que un pagafantas. Como cuando eras adolescente. La chica se interesa por ti mientras puedas invitarla o escucharla en sus desencantos amorosos con otro, que nunca eras tú. Tengo una versión femenina del asunto pues conozco que mis amigas siguen leyendo este blog. Y, siento decirlo compañeros de sexo, es mucho más dura. El chico se interesa por ella mientras pueda tener un revolcón. Vamos, igual que los partidos políticos: se interesan por ti mientras puedas pagar sus vicios a través de la concesión del escaño, mientras les escuches como insultan al adversario (con el que probablemente acaben pactando) o mientras aceptes un revolcón (es decir, un programa que nunca cumplirán).

Cuando el mundo existía, apetecía esperar el estreno de una peli americana, europea e incluso española. O ir a ver la reposición de “La mujer del cuadro”, “Novecento” o “¿Qué he hecho yo para merecer esto? Ahora el cine se ha llenado de enanos haciendo el chorra en la Tierra Media, adolescentes vampiros que hasta van al Instituto, pero no a uno nocturno, sino de turno matinal, pero con la cara más blanca que mi paisano Iniesta, piratas que parecen imitar las pintas de Tino Casal e imitaciones españolas de “Los albóndigas”. Eso si puedes pagar la pasta que vale el cine: ¡que tiempos aquellos de la sesión doble por 20 duros!

Hace tiempo, pues, que el mundo dejó de existir. Y vagamos por él como personajes de “The Walking Dead”, pero con el teléfono permanentemente en la mano. En la era del “wasap” ya no necesitamos cerebro, como los personajes de la mencionada serie. Pueden arrancarnos la cabeza de un disparo, pueden destrozarnos todo el cuerpo, nuestros miembros caerán al suelo, pero no dejaremos el móvil o el Iphone5, aunque nos maten, bueno nos rematen.

¿Cuánto tiempo hace del fin del mundo? No lo sé, para eso está la NASA, los sociólogos y los tertulianos de Intereconomía.

Pero tengo una esperanza. Que en realidad no estemos reproduciendo la película “Los otros” sino “Abre los Ojos”, del propio Amenábar. Y un día nos emborrachemos, como César, el protagonista (el guapísimo, dicen mis chicas, Eduardo Noriega) y… No os quiero destripar esa excelente, pero rallante, dirían mis alumnos, película de otro tiempo.

Mañana lo veremos, ¿o no?

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL FIN DEL MUNDO NO SERÁ MAÑANA: Fue hace tiempo ya.

  1. Francesc Verdú dijo:

    Realment la fi del nostre món ja ha aplegat. Eres com si El Capitán Trueno, Roberto Alcázar i els herois de Hazañas Bélicas tornaren de tant en tant a fer-nos alguna visita. M’encanta! Una abraçada “festiva”, encara que siguen unes festes agobiants!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s