EL DIA NACIONAL DE LOS “EX”: Duelo al Sol entre Aznar y Felipe.

1296212923_0Despertado de mi letargo informativo, me encuentro con que hoy se celebra, aunque aún no sea oficial, el día Nacional del ExPresidente. Mi vacío informativo me ha impedido enterarme de lo que han decidido esa pareja de insignes periodistas, que siempre quisieron ser los Bernstein y Woodward españoles, P.J. Ramírez y J.L. Cebrián: convertir el dos de diciembre en el Día Nacional del ExPresidente. Será cuestión de manejar sus contactos internacionales (vía  RCS MediaGroup y Liberty Acquisition Holding, respectivamente) para pedir a la ONU que lo convierta en Internacional y veamos entrevistas, macrocelebraciones, libros dedicados y otras galas este día de ex extranjeros como Clinton, Berlusconi, Sarkozy o Yeltsin, que seguro serán más divertidos. Revelaciones sobre el Despacho Oral (quiero decir Oval), Villa Certosa, secretos de alcoba de la Bruni o las secretarias del Kremlin darían más juego que el matrimonio canónigo de los Aznar o la nueva ricachona mujer de Felipe.

Esta mañana El Pais, en su portada, aunque en la esquina inferior izquierda (¿querrá decir algo esta ubicación?), nos recuerda que se celebran 30 años de la toma de posesión de Felipe González en el primer gobierno socialista. Informa que el Partido (así debería escribirlo siempre El País, que tanto le debe) celebra hoy un acto de adhesión y recuerdo al Líder, titulado “Gracias, Felipe”.

Mientras, El Mundo, también en la portada, pero como noticia de cabecera (no podía ser menos, tratándose de su Líder Natural y no este sucedáneo que es Rajoy, según PJ) una entrevista a Aznar, a propósito de la presentación de su libro de memorias titulado, con un ingenio desbordante y una premonición preocupante “Memorias I”. O sea, que piensa en nuevas temporadas si tiene éxito, como la serie Isabel. Aunque en las memorias de Aznar hay menos sexo (vamos, ninguno), pero también hay malos malísimos (que escupen, tienen barba y seguro que se tiran pedos): los socialistas y los nacionalistas separatistas terroristas.

Como decía mi abuela, “Dios los cría y ellos se juntan”, Aznar y Felipe, me refiero (aunque también podrían ser PJ y JLC). También han planteado un “Duelo al sol” con sus declaraciones (como Jesse, Joseph Cotten, y Lewton, Gregory Peck en la película de King Vidor), para ver quien dispara la chorrada más patética para consumo de las tragaderas más espléndidas de sus incondicionales.

Ha dicho Aznar que estamos en uno de los momentos “más desalentadores” de toda la historia de la transición y apunta que, “por primera vez en la democracia, los políticos se han convertido en un problema grave para el país”. Toma ya, dos disparos a bocajarro: según Aznar aún estamos en la Transición y él no se siente culpable de la situación política de este país. ¿Hasta cuándo la Transición? ¡Que llevamos ya 37 años! ¡Que el tema 12 a mis alumnos se les va a hacer interminable! Si estamos aún en la Transición, es que vamos hacia alguna parte aún no acabada. ¿Cuál es? ¿Es que España aún no es una democracia? Me estoy haciendo un lío, se está haciendo usted un lío señor Aznar.

Pero Felipe no se queda quieto y dispara: los socialistas deben “sentir orgullo del pasado para tener fortaleza en el futuro”. Y se queda tan ancho. ¿Qué pasado? Aclárelo, señor González o alguno pensará en Filesa, el caso Guerra, el caso Roldán, GAL (por cierto, Barrionuevo estaba hoy en el homenaje) y tantos otros. Pero no se queda ahí, lanza otro disparo: el PSOE del 82 tenía una “vocación mayoritaria” que según Felipe ahora no hay. Lo que no hay son votos, Felipe. Que por ganas de mandar no es. Y si no que le pregunten a Rubalcaba, ministro ya en 1992 (¡que han pasado veinte años!) y que no dejará la dirección del Partido así llueva en Marte.

Pero Aznar nos tiene guardada su mejor bala para el siguiente disparo en este Duelo al Sol. Dice que Él dejó “más de 17 millones de personas trabajando”, superávit presupuestario, una deuda pública calificada con la triple A (¡cuidadín con las comparaciones!) y sin prima de riesgo, y apunta que “lo de las burbujas” inmobiliarias “vino después”. ¡Cáspita!, como decían en los viejos doblajes franquistas cuando no se podía decir “¡Qué cabrón!”, ahora resulta que la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre régimen del suelo y valoraciones, que permitía la recalificación de cualquier suelo, aunque estuviera en pleno parque natural, no tuvo nada que ver con la burbuja inmobiliaria. Es lo que pasa cuando escribes tus memorias, que te quedas vacío y se te olvida todo.

Pero Felipe no se queda corto. Durante el acto de exaltación felipista, una voz interrumpió a González y gritó: “¡Hay que escuchar más a las bases!”. Estuvo muy rápido, desenfundó el viejo Colt (su capacidad de encantar serpientes) y contestó: “Yo soy la base, me echaron en el 96”. Ahí le has “dao”, como diría Piedrahita. O sea, que te echaron en el 96, ¿de dónde? Será del gobierno porque en la Secretaría General estuviste hasta el 97. ¡Ay, la confusión entre el poder y el servicio al ciudadano! Ah, y no sabía que a un miembro de las bases se le hacen estos homenajes. Seguro que su voz cuenta lo mismo que alguno de mis conocidos socialistas de base. Él mismo lo dice, al estar dispuesto a ayudar “mientras el cuerpo aguante”. Ayudar, ¿a quién?, ¿a qué? Es como el viejo chiste de aquel que con un dedo en el ojo ajeno decía “molesto, eh, a que molesto”.

También hay una enigmática frase de Aznar que habrá hecho temblar a algún alto cargo, apegado al segundón Rajoy (en palabras de propio José María en sus Memorias I): “No puedo decir si estoy disponible o no”. Pero añade: “estoy siempre al servicio de mi país, pero no para hacer cualquier cosa”. Esto ya no es un disparo de Colt o Winchester, esto es un torpedo a la línea de flotación del Gobierno o incluso al sistema. Pues para venir y no poder mandar con poderes de tecnócrata caudillil, mejor me quedo en mi casa contemplando como mi mujer adorna la Capital para Navidad.

Ya lo decía yo en el título, lo mejor es ser ex. Lo que sea, pero ex. No tienes responsabilidades, la culpa siempre es de otros, te dedicas a escribir tus memorias, te contrata una multinacional (Gas Natural o News Corporation, según el caso), te dan un puesto de “gran responsabilidad” en algún área que te permita viajar (Felipe es embajador plenipotenciario y extraordinario de la Comisión para conmemorar el bicentenario de la independencia de las Repúblicas Iberoamericanas, con despacho en el Palacio de Viana y todo) o hacerte el importante (Aznar preside la FAES) y te dedicas a dar conferencias, en inglés si se tercia, total lo que dices tampoco tiene sentido en castellano.

Y cada 2 de diciembre celebrarán tu día: El Día de los ExPresidentes.

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL DIA NACIONAL DE LOS “EX”: Duelo al Sol entre Aznar y Felipe.

  1. Josep dijo:

    Molt bó!! cada dia se semblen més, jajaja…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s