EDUCACIÓN Y PERIODISMO: Teatro del absurdo

Dramatis personae:

  • Felipe, Director.
  • Luis, subdirector.
  • Maite, redactora de sociedad.

Interior mañana. Redacción de periódico digital de derechas “de toda la  vida”. A primera hora, una docena de redactores esperan las directrices del Director en una sala junto a la Redacción.

Felipe: A ver, Luis, me has repasado, como te dije ayer, a qué ministros aún no les hemos zurrado por ser unos blandos. Porque, vamos señores, ya lo he dicho varias veces, no hemos ganado una guerra para esto. No logramos que este gobierno tuviera mayoría absoluta para que ahora se venga con blanderías a la hora de hacer lo que hay que hacer. Hay que enseñarles el camino. Ya visteis con el Gallardón, en cuanto le llamamos al orden ha comenzado a liquidar el aborto, como Dios manda. [Se escapa alguna risa floja entre los asistentes por la fina ironía del Director].

Luis: Bueno, Fernando, podíamos seguir con el señor Wert que, además, todos sabemos que es un hijo de Prisa. ¡Con los tertulianos que había para elegir entre nuestras filas y tiene que ser un polanquista!

F.: Muy bien. Pues, vamos a ver, Maite tu llevas ese tema, ¿no? Venga, te pones manos a la obra. ¡Pero ya! Además, se te quedó muy corta la referencia del otro día hacia los… ¿cómo los llamaste? Ah, sí: “asuntos relevantes”, la Educación para la Ciudadanía, la asignatura de Religión, la enseñanza privada y la libertad educativa. Quiero que se note que no ha cumplido con la misión para la que se le nombró. Insisto, os lo tengo dicho y es mi lema, no ganamos una guerra para esto. Además, quiero datos Maite, datos de lo que sea, pero que demuestren que la educación pública es una mierda. Ah, y que está llena de rojos irredentos. Venga, señores, a trabajar.

Maite [para sus adentros, en voz baja mientras se levanta]: Me tendré que patear el Google otra vez a ver si encuentro esos dichosos datos.

Este es el supuesto ambiente de una redacción periodística digital en la actualidad. Y si no es digital también. Es fácil observar si cada mañana se recorre un quisco de prensa o se bucea por la red que hay temas recurrentes. Cada periódico, según ideologías, tiene sus manías.

He elegido ésta por dos motivos. Uno que, últimamente, me entretiene, entre prueba y prueba olímpica, revisar las ediciones digitales de algunos periódicos “de derechas de toda la vida” para ver cómo llevan esto de que “a España no la arregla ni Dios”. Que no se ha cumplido aquella idea preelectoral de que con la victoria del PP la confianza de los mercados en España sería tal que saldríamos de la crisis en un santiamén. Otro, es que la noticia tenía que ver con una de mis pasiones (y profesión), la educación.

Ya hace tiempo escribí con qué facilidad los periodistas, tertulianos y comentaristas en general, hablan de temas que desconocen, pues no importa la verdad sino aleccionar a las masas.

Así, el otro día me desayuné con un artículo de G. Sánchez de la Nieta titulado “¿Qué ha hecho Wert en sus ocho meses al frente de Educación?” Y pensé, ¿pero éste no era uno de los suyos? Luego, mientras leía el artículo, iba comprobando que el periodista no tenía ni idea de lo que hablaba y cometía un error tras otro. Pero comprendí, rápidamente, que la misión del artículo no era alumbrar la verdad, sino explicar a su público que este ministro, como otros, se está quedando corto en aplicar aquello para lo que ganaron las elecciones.

Por ello dice que la reforma educativa propuesta es “tímida”. Cataloga la situación de “catastrófica” y achaca todos los problemas a la Logse. Después da una serie de datos para corroborar estas afirmaciones y se mete en un jardín. Es lo que tiene usar la wikipedia como el señor Wert.

Pero es que además, si los hubiera analizado hubiera sido mejor para él, ya que la situación es aún peor. Ya no sería catastrófica sino trágica. Yo no soy de ciencias, pero si dice que la tasa de abandono escolar (alumnos/as que no cumplen con la enseñanza obligatoria) es de un 26.5%, ¿cómo puede ser que diga que el porcentaje de alumnos/as con el graduado es del 75%? Será un 75% de los que se quedan en el sistema, por lo tanto la tasa real de alumnos/as que obtienen el graduado sería del 55%.

Hace mucho tiempo que se viene cometiendo este error a la hora de presentar los datos. Y hace ya muchos años una fiel colaboradora, compañera y sagaz observadora de la realidad educativa me hizo caer en la cuenta. Nos pusimos en nuestro Centro a llevar una estadística real y los datos que manejábamos eran de semejante calibre. No éramos un Centro extraño con muchos suspensos, era que la Administración Educativa no presentaba los datos reales de población que actualmente se queda sin graduado: cerca del 50%.

Y, además, el periodista entra al trapo de vilipendiar la Logse como fuente de todos los males. Pero, claro, no se ha leído la ley ni sabe cómo se aplicó (muy mal y sin dinero), ni que era lo más parecido al modelo finlandés que tanto admiramos. Sólo unos ejemplos: en Finlandia la educación obligatoria comienza un año más tarde que en España y la repetición de curso está prohibida por la ley. Hasta los nueve años no hay notas y sólo tiene carácter numérico desde los trece años. Después, la nota mínima es un cuatro, pues si no llega a los objetivos no se debe acrecentar el sentimiento de fracaso con notas muy bajas. No es necesario decirle a un alumno/a que es “rematadamente malo”. A los alumnos/as con dificultades se les garantiza una atención personalizada. Se utiliza en todas las materias un aprendizaje activo, no memorístico, dónde el/la alumno/a es partícipe de su propia enseñanza.

Algunas de estas cosas quiso aplicar la Logse y hubo una auténtica “rebelión en las aulas”, patrocinada por las asociaciones de profesores más conservadoras, la prensa del mismo cariz y hasta la propia Universidad.

Pero volvamos al artículo de marras. Como el periodista no tiene ni idea, suelta otra ristra de inexactitudes o falsedades, llevado de su objetivo de hacer creer al lector de que con estas “tímidas” reformas no llegaremos a ningún lado. Lo que hace falta es más Religión, ninguna “ciudadanía” y más libertad de elección, osea más educación privada.

La primera es dar por implantadas unas reformas (los itinerarios en tercero, las evaluaciones al final de las etapas o el aumento de horas en algunas materias) que sólo son parte de un proyecto recogido en el documento “Propuestas para el Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa” (LOMCE).

Y, después, se vuelve a liar con las cifras y además aprovecha para lanzar una puya a este funcionariado tan poco trabajador. El aumento horas del profesorado ha sido una de las medidas más contestadas, afirma. Dice que ha pasado en Primaria de 25 a 30 horas semanales y en Secundaria de… ¡21 a 20! O sea, que hemos aumentado nuestra jornada en -1 hora. Mi hijo dice que es que el periodista no vio el capítulo de Barrio Sésamo dedicado al tema “arriba, abajo; más, menos”. Claro, le digo yo, seguro que es alumno de la Logse y por ello tiene estas carencias. Diréis que soy un exagerado y que será un error, un lapsus. Seguro, pero lleva más de una semana en la web y no lo ha corregido. Claro que, la mayoría de “señoras de bien” y “señores de sombrero y bigote” que leen estos artículos no pasan del titular y con él ya tenían lo que querían oír: “¿Qué ha hecho Wert en sus ocho meses al frente de Educación?”. Y, por cierto, no es un aumento de la “jornada semanal”, que esa es de 37.5 horas sino la de “docencia”, pues un profesor/a, maestro/a hace otras tareas y no sólo dar clase y hacer guardias.

Y después viene el tema estrella. Aquél que catalogaba en otro artículo como “asunto relevante”: la Educación para la Ciudadanía. No hay artículo en el que no nos lo presente cómo uno de los males más terribles de nuestra educación. Terrible y contestado por la mayoría de la población. Nada menos que 50.000 familias solicitaron la “objeción de conciencia” (sic) de dicha asignatura el año pasado, es decir el 0.65% de la población escolar. Una abrumadora mayoría.

Y para acabar otra metedura de pata. Pero es lo que tiene, insisto, tomar datos de la Wikipedia o de Google. Dice que en 2013-14 se sustituirá la demoníaca Educación para la Ciudadanía en Bachillerato por Filosofía. No se ha enterado de nada: en la actualidad su vilipendiada EpC no se imparte en Bachillerato, sólo se cambió la denominación de la antigua Filosofía I por “Filosofía y Ciudadanía”. Debe ser que el término “ciudadanía” provoca ronchas en la derecha española.

Cuando conoces mínimamente un tema descubres el nivel de incompetencia del periodista español. Si esto ocurre con el tema educativo, no quiero imaginarme las que nos están metiendo en otros más “relevantes” como la economía. A lo mejor la “prima” del tan citado Riesgo no existe, en realidad.

En fin, en el fondo no me extraña que el nuevo periodismo español sea de esta calaña. Siempre han dicho que sus maestros están en el periodismo “liberal” americano. Pero creo que han confundido a los maestros y éstos son del estilo del director del Examiner, Walter Burns (encarnado por el extraordinario Walter Matthau) en la asombrosa película “Primera Plana” de Billy Wilder. Y si no, visionad este premonitorio fragmento:

Espero que mis alumnos y alumnas que han comenzado o comienzan este curso la carrera de Periodismo o Comunicación Audiovisual vean la película completa y aprendan de ella.

A ellos y a Cristina, por su dedicación “impagable e impagada” a este mundo de la Educación.

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EDUCACIÓN Y PERIODISMO: Teatro del absurdo

  1. Francesc Verdú i Pérez dijo:

    Quin gust, llegir les teues “clarividents” reflexions a mitjan estiu, sense estressssss!
    I què inútils són! Ja fa temps que estic convençut que tenim l’educació que a ells els convé; si la gent en tinguera més, no els votaria.
    Una abraçada estiuenca!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s