UNA FOTO ESTALLA EN MI MENTE: Gervasio Sánchez y los desastres de la guerra.

Hace como un mes mi compañera Rebeca y mi amiga Carmen me dieron a conocer a Gervasio Sánchez. Desde entonces se ha convertido en una obsesión. Ahora encuentro su obra y su mensaje allá por donde voy. Sus palabras, de pura simpleza, son apabullantes “La primera víctima de las guerras es la verdad”.

Desde hace unas semanas estoy dedicado a la preparación de una presentación sobre su obra y los desastres de la guerra para dar a conocer a las nuevas generaciones el horror que provocan,  pero, también, como dice Gervasio Sánchez, que “no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra buscar la felicidad”. Cuando estás viendo todo el día fotos de guerra dejas de ser consciente de su contenido emocional. Buscas información del conflicto, las ordenas temáticamente, pero… de pronto… BOOM!!!!!! Como una mina estalla en mi mente. Estalla como una bomba que esparce sentimientos. Y te enamoras. Me he enamorado de esta fotografía. No hago más que verla en mi mente desde hace unas horas. Como los adolescentes con su primer amor, sólo quiero estar con ella:

Kosovo, 1991. GERVASIO SÁNCHEZ

Destrucción y ternura. Horror y felicidad. Odio y amistad. VIDA Y MUERTE, en suma.

Tras el impacto pensé, ¿dónde he visto yo otra igual? En mis clases. Rápidamente me vino a la mente otra fotografía que llevo poniendo durante años. Retrata la miseria de la posguerra española en los años cuarenta. Es, sorprendentemente, semejante.

No es extraño. Todas las guerras son iguales. Todas las guerras las ganan y las pierden los mismos, como dice Jorge Drexler (“pasarán los años, cambiarán las modas, vendrán otras guerras, perderán los mismos”).

Y a los vencedores no les gusta que les recuerden los efectos de su victoria. Por ello, EL PAIS, ni otros medios de comunicación, reprodujo el discurso de Gervasio Sánchez cuando recibió el Premio Ortega y Gasset de periodismo de 2008, que dicho diario patrocina. Algunas palabras duelen de directas, como un “crochet” a la mandíbula: “Es verdad que todos los gobiernos españoles desde el inicio de la transición encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas”. Como es verdad que el actual ministro de Defensa, Pedro Morenés, fue hasta una semana antes de ser nombrado consejero de Instalaza SA, una empresa fabricante de bombas de racimo entre cuyos clientes tenía a la Libia de Gadaffi.

Por ello, estos días también me ronda por la cabeza aquella canción de Bob Dylan que escuché hace muchos años ya, demasiados, y que utilicé en aquellas vanas manifestaciones para parar la Guerra del Golfo en 2003: “Masters of war” (Señores de la Guerra). Os dejo la estrofa inicial, una versión de Pearl Jam y mi presentación sobre “Los desastres de la Guerra a través de Gervasio Sánchez”.

Vengan señores de la guerra,
ustedes que construyen todas las armas,
ustedes que construyen los aviones de muerte,
ustedes que construyen las grandes bombas,
ustedes que se esconden detrás de paredes,
ustedes que se esconden detrás de escritorios,
sólo quiero que sepan
que puedo ver detrás de sus máscaras.
...


ELS DESASTRES DE LA GUERRA A TRAVÉS DE GERVASIO SÁNCHEZ

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a UNA FOTO ESTALLA EN MI MENTE: Gervasio Sánchez y los desastres de la guerra.

  1. Marisol dijo:

    Grandíssim fotoperiodista, Gervasio Sánchez. Fa uns anys vaig tindre la sort de gaudir de la seua impactant exposició ‘Vidas minadas’. Duríssima i, alhora, espectacular. Digna de ser posada com a exemple a qualsevol Facultat de Comunicació.

  2. Juan Antonio dijo:

    Espere que les guerres quotidianes no ens facen oblidar que “cal que neixen flors a cada instant”, perquè si no… estem perduts.

  3. Pingback: OTRA FOTO ESTALLA EN MI MENTE: La Cospedal y la Soraya con peineta | Un club sin socios

  4. Pingback: Hiroshima, Vietnam | Entre tanto tebeo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s