EL DISCURSO DEL REY: versión española.

Ya os lo dije. Al final ha pasado. Leed si no en EL PAÍS.

El “pobre” Rey con la “pobre” Reina, la hija divorciada, el Príncipe “a la espera” y la “principesa” divorciada y “recasada” en una cena de Nochebuena en la que seguro que se habló…

DEL DISCURSO DEL REY.

Siempre tuvo fama de ser un rey campechano, un tanto burlón, pero este año se ha lucido: este Rey es un cachondo. Él sabía que este año superaría su baja cuota de pantalla de otros años y que todo el mundo le estaría esperando.

Analicemos el discurso y veremos cómo es un cachondo.

– La “severa crisis económica y financiera cuyas causas complejas no son siempre fáciles de entender”: si es que somos unos incultos. Propongo que le enviemos un montaje sencillo del estilo de Spanistán. A lo mejor así lo entiende. Que no es tan difícil, Majestad.

– “Es una crisis que está llamada seguramente a modificar hábitos y comportamientos económicos y sociales”. Vaya que sí, en Cataluña ya han empezado teniendo que pagar un óbolo (quería decir un euro, pero me contagia el espíritu navideño católico) por cada receta.

– “hemos de saber reconocer con humildad cuáles han sido los comportamientos en los que, como individuos y como grupo, hayamos podido equivocarnos”. Autocrítica regia. No está mal, parece que este año nos pedirá perdón, por fin, por haber llegado a la Corona jurando los Principios Fundamentales del Movimiento franquistas. Pero no. Creo que se refiere a otra cosa. Veamos.

– “me preocupa también enormemente la desconfianza que parece estar extendiéndose en algunos sectores de la opinión pública respecto a la credibilidad y prestigio de algunas de nuestras instituciones”. A lo mejor se refería a esto: “La monarquía registró en octubre de 2011 su primer suspenso en una encuesta del público Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Según el barómetro mensual del CIS, que se considera la radiografía más precisa de opinión de la sociedad española, la confianza en la institución cayó a un 4,89 sobre 10. En 1995, la nota era de 7,5” (Univision.com).

– Y hora llega el momento estelar, el más esperado por todos: “Todos, sobre todo las personas con responsabilidades públicas, tenemos el deber de observar un comportamiento adecuado, un comportamiento ejemplar. Cuando se producen conductas irregulares que no se ajustan a la legalidad o a la ética, es natural que la sociedad reaccione. Afortunadamente vivimos en un Estado de Derecho, y cualquier actuación censurable deberá ser juzgada y sancionada con arreglo a la ley. La justicia es igual para todos”. Encuentro referencias a la corrupción, al 15M y a la Constitución. Pero, como es un cachondo, él sabe que nada de ello le afecta: “La persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad” (Constitución Española de 1978, artículo 56.3). Así que Iñaqui, a joderse que ya no eres Familia Real. Pero no te asustes, que en España para encarcelar un corrupto tienes que tener muy mala suerte. En España más que perseguir a los “chorizos”, disfrutamos de ellos: Maketo Power, dixit.

– Y además, no debemos generalizar, “de lo contrario, se podría causar un grave daño a instituciones y organizaciones que son necesarias para la vertebración de nuestra sociedad”. Como la Corona misma, a ver si se os va a ocurrir pedir la Tercera República, que en España a poco nos encargamos de enviar reyes y reinas al exilio.

– Porque el Rey, no piensa abdicar: “En esta noche, quiero dar las gracias especialmente a tantos españoles que en los últimos meses se han interesado por mi salud, felizmente recuperada. En este tiempo, he podido apreciar, aún más si cabe, el rigor y el acierto con que mi hijo, el Príncipe de Asturias”. O sea, españoles, muchas gracias por preocuparos por mí, pero que no me voy. Y tú, Felipe, muchas gracias por cuidar el Cortijo, pero te toca esperar. ¿A qué me recordarán estas enfermedades del Jefe del Estado? ¿Estas preocupaciones del Pueblo por su salud? ¿Y estas situaciones de interinidad regia?

– Y por último, el terrorismo. Dicen que aquí es donde más se ve la mano del Nuevo Presidente. Un recuerdo a las víctimas y al abandono de las armas. Os prometo que cuando leí la frase, pensé que el discurso podía haberse hecho igual en la Nochebuena de 1975: “Nuestra sociedad tiene contraída una permanente deuda de gratitud con el sacrificio y el dolor de todas las personas que perdieron la vida, quedaron mutiladas, fueron extorsionadas o se vieron obligadas a abandonar su tierra”. Qué bonita hubiera quedado una referencia a quienes murieron, fueron represaliados de sus empleos públicos o fueron al exilio para que Él se convirtiera en Rey, por la Gracia de…

¿Y los detalles? Es un cachondo. Esa foto con Rajoy y Zapatero. En el fondo es Navidad: “amaos los unos a los otros como yo os amo”. Pero los foros ultras, que nos felicitan la Navidad (¿qué no entienden de la frase anterior?) no perdonan a Luzbel ZP: Minuto Digital, dixit.

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s