EN TORNO AL 18 DE JULIO DEL 36

Como tenía bastante abandonado este espacio de reflexión y terapia que es Un Club Sin Socios, me pareció que la celebración del LXXV aniversario el próximo lunes del famoso 18 de julio del 36 y mi condición de historiador me ofrecían una buena excusa.

He tomado notas, me he informado en internet y he recuperado viejos manuales de historia. Pero cuanto más intento informarme para escribir algo más se me quitan las ganas. Debe ser este semi-exilio interior en el que he decidido sumirme después de escuchar tanta “tontá” como dicen en mi pueblo. O debe ser la “vellea”, como dicen en mi otro pueblo. Quizá lleve ya demasiado tiempo escuchando lo mismo de tantas cosas que ya me resulta aburrido.

Ya hace tiempo que decidí apartarme de los debates políticos de altura nacional o regional. Si el votante quiere corruptos, es su decisión. No voy a ser yo quien quite razón a tan democrática decisión. Es posible que se me pase. En cuanto llegue el “salvador” Rajoy, o mejor su grupo de asesores, ya que a él no se le suponen muchas ganas de ponerse a la faena, a ninguna faena que no sean sus puros y su futbol, seguro que se me pasa. Sobre todo porque será divertido, nuevamente, ver los debates de la TDTparty, con esos “pijos” recién salidos de las facultades de la ESADE, la Cardenal Herrera de Valencia, el CEU San Pablo o la Universidad de Navarra. Será gracioso ver como se han convertido en unos “eruditos a la violeta” de la derecha.

Y es que en siete lecciones aprenden rápido cómo convertirse en unos señores y señoritas de bien:

– lunes: toda la culpa es de Zapatero, bueno ya no, ahora de Rubalcaba, incluso de que la princesa Charlene no duerma con su príncipe azul.

– martes: soltar algún chiste homófobo y meterse con Wyoming.

– miércoles: halagar las excelencias de lo español, especialmente el vino y sus mujeres, como decía Manolo Escobar.

– jueves: anticatalanismo “per tor arreu” y antivasquismo. ¿Cómo es posible que nombren Capital Europea de la Cultura a San Sebastián y no a las “españolísimas” Córdoba de Julio Romero de Torres o Zaragoza de Agustina de Aragón?

– viernes: la persecución socialista hacia la Iglesia Católica, que lo está pasando tan malamente en esta época; peor que en la II República.

– sábado: la pérdida de los verdaderos valores morales: la castidad, la obediencia, la disciplina (¿inglesa?).

– domingo: un poco de Historia. Leer y citar a los “clásicos”. Pío Moa, Stanley Payne, César Vidal y el recuperado Ricardo de la Cierva.

Vaya, ya me he lanzado. Es que es recordar su existencia y se me dispara el traqueteo sobre las teclas: tiptoe, dice mi amiga Maku que se dice en inglés. Y, como bien saben mis alumnos, me voy lejos del tema inicial.

Pero es que ya dije que me hastía. Me hastía que no se les llame a las cosas por su nombre. Toda esta caterva de viejos y nuevos “liberales” saldrán estos días a recordar que el Glorioso Alzamiento  Nacional (aunque seguro que en público lo llaman sólo Alzamiento mordiéndose la lengua) sólo intentaba acabar con un régimen de desgobierno, la segura entrada de Stalin en Madrid, la conversión de Lucifer en santo patrón de España y la desmembración de ella como si de Tupac Amaru II se tratara.

“Seguro” que todo esto fue así, Pío Moa dixit, pero ¿era necesario hacerlo de esta forma?:

“Tenemos que matar; matar y matar. Son como animales (…) Al fin y al cabo, ratas y piojos son los portadores de la peste. Nuestro programa para regenerar España consiste en exterminar un tercio de la población masculina. Con eso se limpiaría el país y nos desharíamos del proletariado. Además también es conveniente desde el punto de vista económico. No volverá a haber desempleo en España”. Entrevista del capitán franquista Gonzalo Aguilera, concedida al periodista John Whitaker.

“Estoy dispuesto a exterminar, si fuera necesario, a toda esa media España que no me es afecta.”  Declaraciones de Franco al corresponsal Jay Allen.

Y cuánto más leo, más me cabreo. Y mi familia no se merece que les fastidie las vacaciones. Dos notas, a ver si escribiéndolo se me pasa: se aprueba una nueva Ley de Víctimas del Terrorismo. Parece que Salvador Puig Antic será por fin honrado. Pues no. Él no es víctima del terrorismo como tampoco Yolanda González, Miquel Grau o Enrique Ruano. Otra: el juez que empapeló a Garzón resulta que es un amante de las teorías de Pío Moa y cree que el 18 de julio del 36 sólo se cometió un acto de justicia. ¡Viva la independencia judicial!

¡Acabáramos! ¡Ahora lo entiendo todo! ¡Quitémonos las caretas! Hay quienes este 18 de julio de 2011 recordaremos el aniversario como un día triste. Y lo diremos. Hay quien creerá que fue la Salvación de la Patria, pero muchos no se atreverán a decirlo. Seguirán utilizando viejos eufemismos nacidos en nuestra particular Transición: “es que en octubre de 1934 los marxistas y separatistas catalanes ya se quisieron cargar la República” (aunque no dirán que el profascista Gil-Robles estaba preparando un golpe contra su propio gobierno de coalición con Lerroux), “es que el ambiente era de anarquía” (no recordarán el envío masivo de pobres soldados a la masacre de Marruecos para mayor gloria de “su España”), “ es que la persecución de la Iglesia, es que la ruptura de España”…

Pues bien: dejadlo ya: os pareció bien y ya está. Y si no, haced un poco de historia ficción (contrafactual se dice académicamente). ¿Hubiera aceptado aquél ejército, aquella Iglesia católica, aquella derecha un gobierno que pretendiera eliminar el poder de los militares, los eclesiásticos y los caciques aunque no hubiera habido ni una iglesia quemada, ni una ocupación de tierras? Muchos creemos que no.

Mi primer recuerdo este 18 de julio será para quienes se tenían que ocultar aquella fecha en mi pueblo ante la exaltación falangista que ese día recordaba quiénes habíamos perdido la guerra. El siguiente será para mi padre, al que recuerdo estos días en el primer aniversario de su agonía: evoco cómo llegaba a casa con un sobre color sepia en el que venía un dinero extra que el “amable” patrón le había dado (la paga del 18 de julio) para que recordara a Su Excelencia el Generalísimo,  a quién debía su “buena” vida trabajando de sol a sol y cayéndose de cuando en cuando del andamio. Y junto al sobre dos entradas para la fiesta de toros que en tan glorioso día se celebraba en la mayoría de pueblos de España. Sería para rememorar la otra matanza que aquel día se inició en 1936.

Anuncios

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EN TORNO AL 18 DE JULIO DEL 36

  1. Rubén Navas dijo:

    Totalmen d’acord amb tu J.A, però que almenys ells que saben més de màgia obscura que d’història ens deixen als altres recordar. Pot ser, inclús tinguen remordiments del que van fer i per això no volen tornar la vista enrere, però que ens deixen a nosaltres tenir memòria, i recordar aquells que van morir per la defensa de la llibertat, perquè no tots van lluitar pels mateixos valors, i a més no tots han estat soterrats de les mateixes formes, els seus estan glorificats per l’església i l’estat i soterrats a grans altars i grans valls (remuneracions a les seues families incloses); els nostres estan soterrats a les cunetes i encara pensen sobre ells les causes judicials per les que van ser empresonats i afussellats. Tan sols l’Estat Espanyol pot estar orgullós de tenir a un dels seus millors poetes encara avui dia encausat pel feixisme, i encara es neguen a anul·lar la seua condemna.
    I sí, per desgràcia avui dia encara existeix la divisió d’uns ells i uns nosaltres, no es poden com diuen reobrir ferides que mai han estat tancades. Ells tenen els seus altars, jo em quede en les serres per les que van passetjar els grans Maquis.
    Espere que continuen existint professionals com tu, i mai es deixe de recordar, ni caiga la història altra vegada a mans del poderosos i dels vencedors. Com dèia el filòsof van vèncer però no van convencer, i després de 40 anys de dictadura i d’adoctrinament, i 36 anys d’una “democràcia” desmemoriada que no ha sigut capaç de reconèixer als seus vertaders lluitadors, encara no ens han convençut i alguns encara ens emocionem veent al “Grande”, a “Quico” parlant als documentals, o vorer com caminava DOLORES per madrid després de partir de monòver aquesta rosa del segle XX. I com no, com no fa molt, molts vam plorar la mort del millor sindicalista i lluitador que ha tingut mai l’Estat Espanyol, aquell que es possava els jerseis de la seua dona mentre passejava per la presó de Carabanchel.
    I quin millor record d’aquells lluitadors, i quin millor futur per a nosaltres, que lluitar per tot allò pels que ells van lluitar, la república. Com diu un bon lema, recordant la II, lluitant per la III.

    PD. Una abraçada Jose Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s