BELÉN ESTEBAN, PRESIDENTA.

Se acercan tiempos electorales. También es este un espectáculo ya visto en numerosas ocasiones como describimos con ocasión del inicio de curso. Realmente, la democracia liberal se encuentra en una situación de crisis de credibilidad. Y no sólo me refiero a España. Aumenta la abstención, los partidos pierden sus señas de identidad, se reproducen los casos de corrupción política y proliferan los candidatos “alternativos”. Estos días se ha hecho famosa la noticia del experimento propiciado por Telecinco sobre el supuesto de que Belén Esteban se presente candidata a las próximas elecciones.

Al parecer, la fiabilidad de la encuesta parece dudosa ya que no la avala ninguna de las empresas que suele encargarse de estos menesteres (aunque con resultado dudoso), la “Princesa del Pueblo” se convertiría en la tercera fuerza política del Congreso. O sea, que lleva Rosa Díez y UPyD intentando convencernos que ellos son la “tercera vía”, que no son de izquierda ni de derecha (tampoco de centro), y llega “la Esteban” y ni siquiera necesita de una campaña de captación de votos a través de tocar la fibra más sensible del rompimiento de España, aunque sea con “Mentiras y Gordas”.

Llegarán ahora las voces que vuelvan a catalogar este país, España, el Estado español, como gustéis, como único (“Spain is diferent”, Fraga dixit): “aquí pasa lo que en ningún sitio”, “somos el hazmerreír de Europa”. Pues no. La nómina de candidatos y candidatas que han intentado acercarse a la política desde posiciones de burla, de mofa, de chirigota, de la ruptura más esperpéntica es variada y antigua.

Estos días ha sido también noticia el payaso “Tiritica”, que se ha convertido en el candidato más votado en Sao Paolo con un lema absolutamente demoledor: “Vote a Tiririca, peor de lo que está no va a estar”. Alguien dirá: “bueno es Brasil, ya se sabe, la samba, el futebol, la caipiriña”. Pues no sólo en el alegre Brasil.

En 1981, llegó a ser precandidato a las elecciones presidenciales en Francia (la Grandeur, la cuna de la revolución liberal) otro payaso, Coluche. Aquí tenéis su llamamiento a toda la ciudadanía francesa, incluidos “perezosos, inmundos, drogados, alcohólicos, maricones…, peatones…, peludos, locos” e incluso “viejos comunistas”. Tenía también un lema demoledor: “todos juntos para dar por culo con Coluche”. Sus carteles propagandísticos no tenían desperdicio, o sí, vosotros mismos.

En Italia, sí, vale, la Italia de Berlusconi, dirá alguno, pero también la Italia de Di Gasperi, la Democracia Cristiana, el eurocomunismo, ejemplo para toda Europa occidental, tuvo a una actriz porno entre sus diputadas: Cicciolina.

Sus propuestas, dentro del Partido Radical Italiano, no eran nada novedosas (aunque hablamos de 1987): pacifismo, ecologismo, defensa de los animales. Pero, en 1990, con ocasión de la primera Guerra del Golfo su propuesta de paz sí que fue radical y rompedora: ofreció su cuerpo a Sadadm Hussein a cambio de que se detuviera el ataque a Kuwait. En 2006 renovó su ofrecimiento, esta vez a Bin Laden, a cambio de la paralización del terrorismo islámico. Lástima que el integrismo religioso (cualquiera) sea tan pacato.

Pero hay más, muchos más. Aquí van otros ejemplos. En la escandinava Islandia, modelo de democracia participativa, pura y nada corrompida, frente a la falta de credibilidad evidente en los políticos, un grupo de artistas, músicos (como uno de los miembros de Sugarcubes) y otros agentes culturales decidieron fundar el “Best Party” para presentarse a las elecciones municipales en Reykjavik. El programa trazaba lazos desde el dadaísmo hasta la internacional situacionista, marcando puntos y promesas como comprar un nuevo oso polar para el zoo, toallas gratis en las piscinas públicas y lograr que en el 2020 no hubiera señal de drogas en el parlamento islandés. En las elecciones de julio pasado ganaron y su cabeza de lista, Jón Gnarr, un humorista y animador televisivo (vaya, el “Wyoming” o “Florentino Fernández” islandés)  se ha convertido en alcalde.

En Bélgica, en la campaña de 2007 al Senado, Tania Derveaux líder del partido NEE (No a la Mala Política), que aparecía desnuda en el vídeo promocional, prometía 40.000 felaciones a los primeros que las solicitaran para así acercarse a los 400.000 puestos de trabajo que también prometían. Logró un considerable resultado: el 1,5% de los votos en Amberes.

También en Alemania un actor, Hape Kerkeling, realizó una especie de experimento teatral en 2009 sobre las elecciones, semejante al de Telecinco. Era sólo un juego, pero me encantaban sus propuestas: garantizar un sueldo de 2500 euros para todo el mundo, la de cambiar el emblema nacional (un águila) por un conejo o la de cirugía estética y rayos uva gratuitos (quizá Zaplana podría ser un potencial votante y arrastrar al PP alicantino a sus filas). Su eslogan, impactante y que de seguirlo aquí un partido conseguiría todo el voto de la generación NINI: “Yes, weekend”.

Podríamos seguir con muchos otros casos: el gurú del LSD Timothy Leary que se presentó a gobernador de California en 1969 contra Reagan, el padre del periodismo Gonzo (Hunter S. Thompson) candidato a alcalde de la “pija” Aspen (USA), el ex cantante de los Dead Kennedys Jello Biafra candidato a la alcaldía de San Francisco en 1979, Ariel Santamaría, el concejal vestido de Elvis en el ayuntamiento de Reus…; pero no nos desviemos del tema central, aunque si queréis más información os dejo unos enlaces:

http://www.contraindicaciones.net/2007/01/fuck-the-system-campanas-elect.html

http://www.ladinamo.org/ldnm/articulo.php?numero=23&id=579

http://www.interaccioneselectorales.org/?tag=partidos

La verdad es que si hemos tenido un presidente del Mundo (o sea de los EUA) actor, y malo, California (según algunos la 6ª potencia mundial si fuera independiente) es gobernada por un actor aún peor y un ex-luchador fue gobernador de Minnesota, Jesse Ventura (atención a sus últimas teorías sobre la conspiración), ¿por qué Belén Esteban no puede ser candidata? Y aún más, ¿por qué no presidenta?

Yo, desde aquí ofrezco mi voto a Belén. Le ofrezco también una serie de eslóganes (¡lástima no poder utilizar el que Paris Hilton quería usar en la campaña presidencial americana si se presentaba: “Yo sólo estoy buena”!). Robados, naturalmente, no nos vamos a esconder, pues la intención de “la Esteban” sería bien clara y directa, enriquecerse a costa de nosotros. Total ya queda poco que robar y ella es nuestra “princesa del pueblo”, nuestra nueva “Robin Hood”. Por ello le ofrezco unos lemas de campaña sacados de quien podría ser su ideólogo, pues ella como nosotros se declararía marxista (de Groucho, claro): “La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados”, “la política no hace extraños compañeros de cama. El matrimonio sí”, “no permitiré injusticias ni juego sucio, pero, si se pilla a alguien practicando la corrupción sin que yo reciba una comisión, lo pondremos contra la pared… ¡Y daremos la orden de disparar!” y el lema final de campaña: “Estos son mis principios, si no os gustan tengo otros”.

Podríamos tener unos debates del estado de la Nación mucho más animados, televisados por Telecinco y con el recorrido posterior de los diputados y diputadas por las diversas cadenas vendiendo sus intimidades y poniéndose a parir. Así los insultos que se escuchan, pero no se reproducen en el diario de sesiones, desde el hemiciclo también se escucharían desde la tribuna de oradores. “La Esteban” no se callaría y el debate podría contener perlas como éstas:

– A un diputado díscolo: “vete callando que te tengo una sorpresa sorpresión que te vas a enterar. Yo no soy chulita, así que ten mucho cuidado, vale?, ¿me entiendes?”

– Cuando presentara su programa electoral: “Yo ato mucho cabos o cuerdas. Gracias a Dios mira como estoy, de puta madre”.

Total, peor ya no nos puede ir: Titirica dixit.

Anuncios

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a BELÉN ESTEBAN, PRESIDENTA.

  1. Pingback: TRANSICIÓN 2.0: a la Vida de Bryan llegaremos | Un club sin socios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s