Una precisión idiomática (¿o no?): detentar.

Desde hace tiempo que ya parece inmemorial, el gremio periodístico comenzó a abusar de un término que, aunque parezca culto, tiene un significado bien distinto (a veces contrapuesto) al que en realidad está aceptado por la R.A.E. de la Lengua. El término es DETENTAR. Yo también caí en el error. Además, cada vez que lo escucho o lo leo me viene al recuerdo la persona que me hizo ver mi error: mi maestro Enrique Giménez.

Según la RAE, detentar significa “retener y ejercer ilegítimamente algún poder o cargo público”. Por lo tanto, frases como “Una forma de frenar la acumulación de medios pasaría por limitar la cantidad de licencias que una persona, empresa o grupo económico puede detentar” (El País, 11/07/2010); “Sin embargo, para poder hablar verdaderamente de privatización hay que referirse a quién detenta el control de las cajas” (Libertad Digital, 10/07/2010), tendrían un significado bien distinto: los medios de comunicación estarían en manos de empresas de forma ilegítima y las cajas están controladas por instituciones y personas de forma ilegítima.

Bueno. Repasando lo que acabo de escribir, a lo mejor el periodista no utilizó de forma tan inadecuada el verbo DETENTAR y los medios de comunicación y las cajas están manejadas de forma ilegítima.

Anuncios

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una precisión idiomática (¿o no?): detentar.

  1. Pingback: REFLEXIONES SOBRE LA ACAMPADA DE “SOL” | Un club sin socios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s