VOLVÍ A PECAR: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”.

20081128224115-barco-hundimientoPrometo solemnemente que no iba a decir nada. Que no pensaba llenar este blog de comentarios políticos que para nada sirve, que incluso pensé, en las últimas semanas, dejarlo morir, o convertirlo en un rincón de comentarios positivos sobre la belleza que me rodea, pero no ha sido una buena semana. Y, al final, de nuevo he pecado, como de joven después del acto de contricción.

A través de Facebook me ha llegado el editorial que publica UPyD sobre la corrupción. A mi encantador y brillante alumno Sergi le debo la noticia. Las tareas domésticas me llevan a colocar en mi Ipod a Perfume Genius y su maravilloso disco “Put Your Back N 2 It” y me entran ganas de pecar, de escribir, de vomitar, de defecar…

Dice el editorial susodicho que  España no es otra cosa que los españoles. El gran problema es que, efectivamente, España no es otra cosa que los españoles. España no será ese conjunto de instituciones corrompidas que menciona el editorial, pero no se nos debe olvidar que están llenas de españoles. Como tú y como yo. Lo han estado durante casi cuarenta años de Transición. Han pasado cientos, quizá miles de españoles por ellas. Y no pondría la mano en el fuego por ninguno de ellos. ¿Me apunto con esto a esa frase tan española que dice que todos los políticos son iguales? Me temo que no solo los políticos. Entro en el supermercado y miro la cara de la gente: qué harían en su lugar. A lo mejor son esos que entran en este blog tecleando “Cospedal desnuda” en busca de carnaza. Sí, amigos lectores, en los últimos tres días más de 50% de los que han entrado en Un Club Sin Socios lo han hecho tras teclear en Google esa frase. Como diría Jesulín, “en dos palabras, Im-presionante”. A lo mejor entre ellos se encuentra el “Salvador de España”.

Dice el editorial que ellos (UPyD) quieren recuperar “su país”. ¿Quién me mandaría a mí estudiar Historia? Es que me recuerda tanto a aquella frase de principios del siglo XX, regenerar España. ¿Y sabéis cómo acabaron los regeneracionistas? Pues dando un golpe de Estado, a manos de Miguel Primo de Rivera, al que llamaron “cirujano de hierro”.

Y es que si tiene que regenerar España una lideresa que lleva viviendo de la política desde ¡1987! y tiene la desfachatez de decir en el editorial que ponen su tiempo y su dinero, apaga y vámonos.

Dice el editorial que “no quieren un trozo del pastel, sino que el pastel se reparta entre todos los ciudadanos, sin exclusiones”. Vamos, si intentan repartir el pastel, el primero que lo pille lo agarra y se lo come hasta empacharse. Que “creamos que podemos”. O sea, como en la Eurocopa, ¡podemos! Que nos sintamos dueños de nuestro futuro. ¿Queréis hacer la prueba? Que se convoquen elecciones mañana y veréis los resultados.

Es muy triste, pero es lo que pienso. Tengo que soltarlo fuera, llevo semanas aguantándome las ganas. Llevo semanas con miedo a abrir el correo y encontrarme e-mails de amigos que me envían noticias sobre la mierda que se descubre cada día. Llevo semanas con miedo de abrir el Facebook y encontrarme enlaces de Diario.es (mi única fuente de información ya) que llenen de excrementos mi pantalla, mi mente. Es muy triste saber que tienes amigos dentro de la política, en segunda línea de fuego, pero en política al fin y al cabo, y que puedan estar llenos de mierda, que en un momento determinado la mierda les salpique, no puedan apartarse y se les manchen sus limpias camisas, mis recuerdos más impolutos de su amistad. Me asusta pensar que yo un día, hace algún tiempo ya, pude formar parte de esa casta inmunda y que no hubiera sabido escapar de la mierda, la mierda, la mierda, la mierda…, que todo lo invade.

Me da pereza salir cada mañana a la calle, ver a la gente resignada. Me da una rabia inmensa haber perdido las fuerzas para seguir luchando, incluso en mi ámbito más cercano: en mi trabajo. Hago un esfuerzo cada mañana por decirme a mí mismo que todo me da lo mismo, que allá ellos, que reaccionen otros, pero es muy duro. Pero no me queda más remedio, ya no tengo fuerzas para la lucha, sólo me quedan para, como decía hace muchos años Ramón Trecet en Diálogos 3, “buscar la belleza”.

Aquí tenéis un trozo:

https://www.youtube.com/watch?v=WrbeDDiU92g

A Sergi Esteve, para que la esperanza que guarda Pandora en su caja, pueda un día salir y cambiar el mundo.

About these ads

Acerca de José A. Moreno

Un socio sin club
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a VOLVÍ A PECAR: “Lo siento mucho. Me he equivocado. No volverá a ocurrir”.

  1. Sergi Esteve dijo:

    Debo decir que me sorprende el pesimismo que envuelve tus palabras, más bien me entristece. Aunque lo entiendo, yo sólo he estudiado -y muy por encima- la Historia reciente de este país, tú la has vivido, y me imagino que debe ser muy deprimente ver que esa ilusión puesta hace treinta y tantos años para convertir este país en un lugar decente donde vivir se haya convertido en porquería. Sin embargo, lamento también que resumas UPyD a “el partido de Rosa Díez”. Es cierto que esta mujer no se ha ganado precisamente ser santa de la devoción de nadie, y que probablemente el fallo de UPyD haya sido dejarse reducir a “el partido de Rosa Díez”. Ahí dentro hay mucha gente, mucha gente muy harta, harta del bipartidismo y de esas estructuras arcaicas que los estrangulan y los convierten en verdaderas sectas en las que cabe asentir y aplaudir cuando habla el líder. Ése es, en mi opinión, el cáncer de esta democracia, una democracia muy imperfecta y en ocasiones indeseable, pero siempre mejor que lo que había cuando mandaba el bajito con voz de pito. Y por ello cabe salvarla, de ahí que muchos, conscientes de que UPyD no va a ser el mesías (ya quisieran algunos…), decidamos depositar nuestra simpatía, y quien sabe si nuestra confianza, en ese partido de reciente creación. Porque es un partido de gente harta, y la corta edad lo exime de esas estructuras arcaicas a las que me refería. Es un partido nuevo y en gran medida por construir, y es ahí donde yo quiero poner el acento: es un partido por construir, y de nosotros depende que lo construyamos bien o mal, para a partir de ahí construir un país como sería deseable.
    No quisiera terminar este comentario sin agradecerte la mención en tu texto, para mí es un honor, no te quepa duda. Me alegro sobremanera de tener alguien tan entendido en la materia que me discuta, con la riqueza que eso me proporciona. Ya lo decía Sócrates: en el diálogo está la verdad. Gracias por darme la oportunidad de ejercerlo como “Dios” manda.

    • Por desgracia los partidos están llenos de personas, de españoles, que tienen historia detrás, desgraciadamente, para ellos, conocida. España siempre ha sido un país de líderes, no de asociaciones con formación democrática. Y no sólo en política. Nos gusta hablar del Barça de Messi, el Madrid de Cristiano, el País de Cebrián, el Mundo de PJ, el Informal de Wyoming, etc. Me alegra la esperanza que has depositado en UPyD, yo hace años la deposité en el PSOE (1982) y mira como hemos acabado. También ellos eran nuevos, tenían ideas, querían cambiar España, a la que “no la iba a conocer ni la madre que la parió” (Alfonso Guerra, dixit). Por eso cuando leo como Rosa Díez elimina a los opositores en su partido (Congreso de 2009), vota en contra de la contribución eclesiástica (católica, por supuesto) de sus inmuebles, y me quiere salvar, digo “tate”, esto ya lo he visto. Y, por desgracia, conozco a alguna de las personas que quieren llevar esperanza desde UPyD. En ambientes cercanos bien se les conoce: quisieron entrar en el PP y no les dejaron, quisieron entrar en el PSOE, y no está el horno para bollos, no iban a entrar en IU y les da repelús el nacionalismo. ¿Qué me queda? Ese partido nuevo, que está subiendo, no tiene competencia interna y llegará lejos. Y ellos con él.
      De todas formas, espero que no sea así. Espero que gente como tú me haga arrepentirme de lo que ahora pienso. Espero vivir el tiempo suficiente para verlo. Y entonces diré como el Rey: “lo siento mucho, me equivoqué”.
      Por cierto, el honor es mutuo. Tener alumnos como tú llena mi quehacer diario de buenos momentos.

  2. MªCruz dijo:

    Your words are full of bitterness…but…as I always want to think in “positive”…I must say your “beauty pieces” (Morrisey and Adam & Binki) are simply adorable and a fantastic gift.
    Thanks…
    A staunch friend

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s